¿Por qué Imagine?

¿Qué es Montessori y por qué deberías considerar Imagine para tu hijo/a?

Porque Montessori es una pedagogía centrada en el niño: respetamos su individualidad, atendiendo sus características e intereses.

La educación Montessori tiene 5 componentes clave que lo distinguen de la educación tradicional:

2. Clases con edades mixtas

El trabajo multigrado posee ventajas y aspectos positivos educativamente: al vivir en un mismo espacio educativo niños de diferentes edades se privilegia el ‘compartir por sobre el competir’. Un espacio multigrado permite la admiración entre unos y otros, promoviendo de una manera natural el conocimiento de los mayores al servicio de sus ‘hermanos menores’, la fraternidad, el respeto, el trato amable y la construcción de sus aprendizajes. A su vez, los mayores al enseñar refuerzan y asientan el conocimiento adquirido a la vez que refuerzan su autoestima.

4. Ciclo de trabajo ininterrumpido

Se tiene un ciclo de trabajo de 3 horas continuas en las que no hay separación en el horario para recibir cada asignatura.

Durante este tiempo los niños y niñas reciben las presentaciones Montessori donde está integrado el currículum Británico. Las Guías presentan las lecciones y materiales individualmente o en pequeños grupos.

Los estudiantes trabajan todas las Áreas de Aprendizaje a lo largo de este ciclo.

Una vez que las Guías han mostrado un material o ejercicio a los niños y niñas, podrán organizar su rutina de manera autónoma y escoger qué desean trabajar.

Las Guías fomentan esta dinámica de independencia para asegurar la formación integral de los estudiantes.

5. Libre elección del trabajo

La educación Montessori ayuda a los niños a elegir un trabajo significativo y suficientemente desafiante que capte su interés, que los llevará al compromiso, la motivación intrínseca, la concentración sostenida y un sentido de responsabilidad hacia uno mismo y los demás. Este trabajo dirigido a niños está respaldado por el diseño y el flujo del aula Montessori, que se creó para despertar la curiosidad de cada niño y brindar la oportunidad de trabajar en espacios tranquilos y espaciosos, ya sea individualmente o con compañeros. En un aula Montessori, los niños son libres de moverse y explorar; Los profesores guían a los niños y los mantienen en el camino del aprendizaje, y se aseguran de que el ambiente del aula sea respetuoso, ordenado y productivo.