Una mañana Montessori

Visto desde fuera, es difícil que las personas que no están familiarizadas con el método Montessori comprendan la esencia de esta pedagogía: dejar que los niños se guíen por su naturaleza para aprender, respetándolos como individuos. A veces lo más sencillo puede volverse complicado de explicar, y sin embargo cuando lo vemos en acción lo entendemos perfectamente.

Un ejemplo de esto es el vídeo del que os queremos hablar hoy, creado por una escuela canadiense, Dundas Valley Montessori School. En él podemos ver resumido, en tan solo 5 minutos, cómo son las primeras tres horas en una clase típica en un colegio Montessori. Desde la bienvenida alumno por alumno por parte de los guías, la autonomía que muestran eligiendo sus actividades, recogiendo sus materiales, interactuando con otros alumnos, como preparan su propio almuerzo eligiendo lo que desean y finalmente como disfrutan de la naturaleza.

 

Montessori vs Escuela tradicional

En este vídeo de www.montessorimadness.com vemos por qué las escuelas Montessori mantienen la llama de la curiosidad innata de los niños viva y por qué en los colegios tradicionales se va abandonando esta fuerza que busca el conocimiento y a la vez potencia la búsqueda de la aprobación social a través de las notas, los premios y los castigos.

La educación Montessori trata de evitar que los estudiantes pierdan su motivación natural y que no sólo se preocupen por qué contenidos entrarán o no en los exámenes, animándolos y potenciando las áreas que más sean del interés de cada alumno.

En el vídeo podemos ver una preciosa historia de una estudiante fascinada con las divisiones, pero mejor que le des al “play” y lo descubras por ti mismo.