Imagine La Pinada - Imagine Montesori

Imagine La Pinada

Imagine La Pinada

Sabemos que el espacio en el que conviven los niños es fundamental para su aprendizaje. Por eso hemos creado un entorno único en un paisaje lleno de naturaleza en el que se funden los valores de sostenibilidad con unos espacios diseñados y cuidados al detalle para potenciar el aprendizaje y un ambiente saludable.

Imagine Montessori se convierte así en el primer colegio en España que obtendrá una doble certificación Breeam Excellent y Verde 4 hojas, que garantizan que el diseño, la ejecución y su uso cotidiano, se llevan a cabo bajo los más exigentes criterios de sostenibilidad, reduciendo en un 45% el consumo de energía frente a un edificio convencional de uso similar. Del mismo modo, un 21% de reducción de consumo de agua, un 47% de reducción de emisiones de CO2 (equivalente al CO2 absorvido por un bosque de 150 árboles anualmente) y una calidad del aire tal que maximiza el confort interior en el edificio.

¿Cómo lo hemos logrado?

1. Diseño de espacios para el aprendizaje

Una construcción nacida de la autenticidad: verdad en los materiales y en las formas, adecuación y respeto por el lugar.

Y fuera, la Naturaleza que inspira el proyecto: tierra, aire, agua, luz… y las plantas y animales que nos acompañan en ella. El colegio se abre y se llena de ella. La respeta conservando su agua, aceptando su luz y su aire para reducir nuestra huella

De este modo, el edificio muestra estas maravillas. Interior y exterior fundidos. Espacios amables que, más allá de las aulas, configuran un entorno para el aprendizaje y el juego.

Espacios de estancia, de reunión, de encuentro, de sorpresa, de estudio, de relación que, en conjunto, componen la experiencia educativa. Construcción y estructura claras, comprensibles y explicables. En Imagine, el colegio es el primer material didáctico.

A través de la arquitectura de los espacio se ha cuidado cada detalle para integrar el respeto al medio ambiente, los materiales y la Pedagogía Montessori.

Las aulas son espacios amplios, abiertos y despejados que invitan a la concentración. En una superficie de más de 100m2, los alumnos encuentran un espacio cuidadosamente diseñado y preparado para favorecer su desarrollo.
La entrada se realiza a través de un vestíbulo con taquillas y bancos donde los niños se descalzan y quitan los abrigos. El arco de baja altura en el muro nos señala que estamos entrando a espacios pensados para la escala del niño.
Las aulas están distribuidas en cinco áreas a las que el alumno accede libremente de acuerdo a sus inquietudes y necesidades: área sensorial, área de la vida práctica, área de lenguaje, área matemática y área de estudios culturales.
Para disfrutar de mejor iluminación y ventilación hemos diseñado unos espacios verticales de triple altura, a los que llamamos captadores solares, que se sitúan en posición central y que aportan un espacio adicional a cada aula.
Además, cada aula se conecta a través de un amplio ventanal corredero con una terraza exterior volcada a la pinada. Este espacio permite que las actividades se desarrollen en el exterior cuando el clima lo permita.

El diseño del patio es el resultado de un estudio detallado del tipo de dinámicas adaptadas a cada edad.
Generamos espacios de juego libre para todo tipo de necesidad que los niños puedan tener.
Algunos ejemplos son los espacios de juego más físico donde correr, saltar, e incluso escalar en un rocódromo, así como espacios que invitan a la exploración, fomentan la socialización, dan cabida a la observación, a la lectura, y también se encuentran actividades sensoriales y espacios de destreza.

Este bosque constituye un espacio lúdico, social y de exploración complementario a las zonas de más formales del colegio. Aquí se da cabida tanto al juego libre como a actividades de destreza física más específicas.

La educación Montessori permite al niño ver las artes como parte natural del mundo físico donde las actividades artísticas y musicales son un medio de autoexpresión.
Para lograrlo es necesario que los materiales para la música se encuentren integrados en el ambiente preparado como parte de las actividades cotidianas.
En Imagine Montessori School los pasillos y zonas de circulación se transforman en espacios de trabajo en pequeño grupo, zonas de lectura o espacios de socialización.

Nos hemos preocupado de cuidar al máximo detalle esos espacios en los que los alumnos podrán trabajar en pequeños grupos.
Cada aula cuenta con un pequeño anfiteatro en forma de U con una fuente y un árbol de hoja caduca, que además de proteger del sol en verano dejará ver la luz en invierno, para que los niños puedan vivir el cambio que experimenta la naturaleza a través de las estaciones.
Los corredores que dan acceso a las aulas no son solo lugares funcionales de paso, sino que, con sus ensanchamientos, sus rincones a escala reducida y sus balcones y pasarelas sobre el patio exterior se convierten en espacios de reunión, de trabajo y de juego. Un anfiteatro volcado al exterior pone punto final a este recorrido de espacios de relación.

2. Calidad del aire

Hemos creado un edificio saludable en el que los niños respiran aire de calidad tanto en el interior como en el exterior.

En cuanto al aire exterior, lo hemos conseguido gracias a una ubicación única que permite estar en contacto permanente con la naturaleza y rodeada de una espectacular pinada.

En el interior se proporciona una excelente calidad del aire, monitorizando y reduciendo la concentración de dióxido de carbono y eliminando compuestos volátiles o nocivos.

¿Cómo lo hemos conseguido? mediante una cuidada selección de materiales y la instalación de sistemas inteligentes de filtrado del aire y climatización.

Todas las aulas disponen de ventilación natural cruzada a través de grandes ventanales y patios interiores y un avanzado sistema de ventilación mecánica que recupera la energía del aire interior.
Este sistema está compuesto por una red de sensores que monitorizan la calidad del aire y actúan para que la concentración de dióxido de carbono se mantenga por debajo de los valores máximos recomendados para espacios educativos.
Además cada aula dispone de un termostato y sensores, encargados de regular la entrada de aire del exterior, filtrado y tratado, para alcanzar la temperatura adecuada según las necesidades de cada espacio.
Por otro lado, un dispositivo conectado a una estación meteorológica exterior avisa cuando es el momento óptimo para abrir las ventanas en función de las condiciones exteriores.

El sistema de climatización utiliza la tecnología VRV (Caudal de refrigerante variable) que permite centralizar toda la producción de energía y atender las necesidades de cada espacio de forma independiente. Esto garantiza un óptimo confort en cada aula.
El VRV trabaja en coordinación con la ventilación. En el caso de la escuela, a diferencia de la mayoría de edificios, donde se produce una renovación de aire de forma permanente, se controla el nivel de ventilación y la temperatura mediante sensores en cada aula, regulando la cantidad de aire necesaria para cada espacio mediante compuertas. Esto representa un importante ahorro de energía cercano al 50% del consumo total de climatización.
El edificio no solo aprovecha las temperaturas agradables durante el dia, tambien lo hace por la noche. Un sistema de apertura motorizada de compuertas permite que se refresque en las noches de verano si la temperatura exterior baja por debajo de los 22 ºC.

3. Iluminación óptima

La iluminación natural y artificial en los espacios que frecuentan los niños influye en gran manera en el rendimiento escolar y estado de ánimo.

En el colegio hemos dado una gran importancia al acceso a la luz natural a través de las ventanas, el tiempo que pasamos al aire libre y a los niveles de iluminación adecuados en el aula, conocedores de que estos factores están asociados con una mejora de la capacidad de concentración, reducción de la fatiga visual y predisposición al trabajo.

En este centro hemos aprovechado al máximo la luz solar, pasando a ser uno de los elementos protagonistas del espacio. Destacan los amplios ventanales de las aulas que además ofrecen unas excelentes vistas al espacio natural, integrándolo en las aulas, por lo que los usuarios están rodeados de naturaleza y luz natural continuamente.
Adicionalmente, se han diseñado unos patios interiores que permiten captar los rayos del sol evitando las molestias de deslumbramiento, gracias a las lamas de protección solar.

Las aulas se han dotado de iluminación lineal tipo LED con control de intensidad y temperatura de color que se regula automáticamente en función de la luz exterior y de la hora del día.
La iluminación de las aulas sigue los ritmos circadianos de la naturaleza modificando el tipo de luz de más cálido a mas intenso a lo largo de la jornada favoreciendo el desarrollo y la concentración.
Se ha cuidado al máximo la distribución luminosa utilizando luz directa e indirecta aportando una sensación de amplitud y espacio, al tiempo que se reduce el deslumbramiento y se mejora el confort.

Los elementos de sombra ayudan al edificio a evitar la entrada de los rayos de sol no deseados que pudieran provocar el calentamiento de los espacios en verano, y a su vez están diseñados para permitir la entrada de luz cuando es conveniente.
La cubierta se alarga hacia ambos lados formando voladizos que evitan la entrada de luz directa en verano.
Asimismo, se han colocado unas estructuras de madera en cada una de las aulas. Estas estructuras están formadas por una trama de especies vegetales que añaden un filtro más a los rayos del sol.

4. Materiales seleccionados cuidadosamente

Los materiales que se han utilizado para la construcción de Imagine Montessori School son respetuosos con el medio ambiente en todo su ciclo de vida, desde su origen, (minimizando emisión gases de efecto invernadero) su uso (libres de emisiones nocivas y tienen bajas emisiones de compuestos volátiles, proporcionando un aire libre de contaminantes y olores), así como al final de la vida del edificio y su posterior reutilización o reciclado.

Se ha evitado al máximo la utilización de materiales con una alta huella de carbono como el acero y el hormigón y se ha apostado por otros materiales más respetuosos con el medioambiente como la madera y el barro cocido.

Todos los cerramientos de fachadas y cubiertas se han realizado con uno de los materiales más sostenible que existe: la madera con origen de gestión forestal sostenible, que desde su nacimiento absorbe CO2, no requiere apenas energía en su manipulación y se puede reciclar al 100%.
La mayor parte de las fachadas están formadas por muros de entramado ligero de madera, consistente en la formación de bastidores de madera panelados en su cara interior con friso de madera y en la exterior con un tablero de cemento, los cuales llevan en su interior un aislamiento de fibra también de madera certificada.
Además de sus beneficios medioambientales otorga al edificio una gran capacidad de aislamiento térmico gracias a su baja conductividad térmica, evitando la formación de condensaciones de humedad al encontrarse el vapor de agua del interior con posibles superficies frías tal como ocurre con otros materiales. Al mismo tiempo, permite que el edificio transpire y regule el contenido de humedad interna.

En el edificio la estructura principal se ha realizado con muros portantes de ladrillo y bóvedas catalanas de ladrillo macizo.
Una sencilla técnica constructiva local, de gran componente artesanal basada en el empleo de una sección mínima de ladrillo cerámico aparente (sin revestir) y cuya forma optimiza su función estructural y evita el uso de hormigón, reduciendo así notablemente la huella de carbono del edificio.
Además, el ladrillo es un material que contribuye a la inercia térmica almacenando calor, conservándolo y liberándolo de forma paulatina por la noche. Su uso permite ahorrar en consumo de energía, en calefacción e incluso en refrigeración, manteniendo una temperatura estable en los espacios interiores a lo largo del día.

5. Uso eficiente de recursos naturales

Nos aseguramos de consumir de manera responsable en nuestro día a día, haciendo un uso eficiente de los recursos y garantizando una red de proveedores social y medioambientalmente comprometidos.

Nuestro centro integra los principios de desarrollo sostenible y compromiso social que define nuestro proyecto pedagógico, convirtiéndose así en material didáctico.

Estamos muy orgullosos de haber logrado un uso eficiente de los recursos naturales gracias a una baja demanda de energía, determinada por las propias características de diseño y aislamiento del edificio y la producción energía renovable (fotovoltaica).

El edificio se ha diseñado para minimizar el consumo de agua, por lo que se le ha dotado de instalaciones de fontanería de bajo consumo que permiten ahorros importantes de este escaso y valioso recurso, en particular en Valencia.
Asimismo, se ha dotado de sistemas de control, que permiten comunicar al personal de mantenimiento posibles averías.
Las aguas pluviales que recaen sobre la cubierta del edificio y toda la superficie del terreno son recuperadas y conducidas a un gran aljibe enterrado empleándose para el riego de las zonas ajardinadas.

La cubierta del edificio se ha transformado en una bonita superficie ajardinada que se integra con el paisaje ofreciendo un hábitat naturalizado que favorece el desarrollo del ecosistema local (flora y fauna).
Entre estos beneficios figuran la mejora del clima urbano, la reducción de la contaminación, el incremento de la retención del agua, la protección contra los ruidos, el ahorro de energía y la prolongación de la vida útil de la impermeabilización del edificio.
Se trata de un aislante térmico natural y ecológico, que protege al edificio de la incidencia directa del sol rebajando la transmitancia de temperatura interior- exterior y permitiendo conservar una temperatura constante por más tiempo, mejorando el confort de cada espacio.

Imagine Montessori School ha sido concebido con el objetivo de minimizar el uso de energía a lo largo de su vida útil.
La energía consumida deriva de la cubierta del edificio que cuenta con una instalación fotovoltaica para autoabastecerse parcialmente. El resto de energía suministrada procede 100% de energías renovables.

El diseño de los cerramientos es muy importante debido a la gran superficie que representan con relación al resto de envolvente. Por ello se ha conseguido la mínima transmitancia térmica para alcanzar el máximo confort en espacios interiores.
Las carpinterías están formadas por ventanas de madera estancas, otorgando una permeabilidad al aire muy baja, y con una transmitancia térmica con valores muy inferiores a los exigidos.
Para comprobar la efectividad de los cerramientos y la permeabilidad de la envolvente se han realizado ensayos Blower Door que tienen por objetivo detectar las filtraciones de aire no deseadas. Este ensayo contribuye a mejorar la eficiencia del edificio y verificar la correcta ejecución de la obra.

Un sueño hecho realidad

Localización

El proyecto se ubica a 8,6km de Valencia capital, bien comunicado y a 15 minutos del centro de Valencia y próximo a importantes zonas residenciales, comerciales, diferentes polos de actividad económica y otros centros educativos

Bicicleta: Puedes llegar en bicicleta de forma fácil y segura. En este mapa te proponemos las rutas recomendadas. Descarga y pedalea.

DESCARGAR MAPA

Transporte público: Estamos conectados con la ciudad de Valencia a través de varias líneas de transporte público. En este mapa te ofrecemos las mejores opciones. Descarga y disfruta de un buen libro.

DESCARGAR MAPA

Un compromiso con el entorno y las personas

Imagine Montessori School es candidato a la certificación de los sellos de sostenibilidad Breeam y Verde (Green Building Council).

Esto es importante para Imagine, ya que alinea los valores de sostenibilidad que vivimos con los que enseñamos. Un compromiso con el entorno y con las personas.